Bula del Jubileo de la Misericordia:

Claves del documento que marca el próximo Año Santo

 Descarga Bula Completa

El Papa se inclinó ante la Puerta Santa de la basílica vaticana para convocar oficialmente el próximo Jubileo. Una puerta que durante el Año Santo se llamará Puerta de la Misericordia, y que será atravesada por millones de peregrinos. 

"La gracia, la misericordia y la paz de Dios nuestro Padre y de Jesucristo nuestro salvador, esté con todos vosotros”.

Francisco entregó allí la bula de convocatoria  del Jubileo. La ha llamado "Misericordie Vultus”, "El rostro de la misericordia”. Se trata de un texto de 25 puntos en los que el Papa adelanta las claves de este año. 

Sobre todo, Francisco invita a considerar que Dios perdona con ternura y compasión; pero que también los cristianos deben perdonar para ser creíbles. Por eso, el lema del Jubileo será "Misericordiosos como el Padre”.

"Es el tiempo de retornar a lo esencial para hacernos cargo de las debilidades y dificultades de nuestros hermanos. El perdón es una fuerza que resucita a una vida nueva e infunde el valor para mirar el futuro con esperanza”. 

El Jubileo comenzará el 8 de diciembre y terminará el 20 de noviembre de 2016. En la bula adelanta algunos detalles de cómo será:

- Invita a los católicos a redescubrir las obras de misericordia.

- Dice que será de capital importancia el sacramento de la confesión

- El Papa nombrará a sacerdotes en todas las diócesis para que sean "predicadores convincentes de la misericordia” y perdonen pecados especialmente graves, sin tener que pedir permiso al Vaticano. Se trata por ejemplo de sacrilegios contra la Eucaristía. 

- Pide a los hombres y mujeres de bandas criminales que consideren su conversión

- Propone dialogar con judíos y musulmanes para evitar cualquier desprecio o discriminación. 

El Papa explicó que el Jubileo es una oportunidad para cada persona, y no un simple evento institucional. 

FRANCISCO

"¿Por qué hoy un Jubileo de la Misericordia? Simplemente porque la Iglesia, en este momento de grandes cambios históricos, está llamada a ofrecer con mayor intensidad los signos de la presencia y de la cercanía de Dios. Éste no es un tiempo para estar distraídos”.

El Papa ha decidido que el Jubileo de la Misericordia se celebre también en todas las diócesis del mundo, para que puedan participar quienes no tengan la posibilidad de viajar a Roma. 

 

(extraído de http://www.romereports.com)