Jesús, me postro ante tu cruz. En ella veo a todos los crucificados de este mundo       

  • Desde el dolor de tantos enfermos
  • Desde la tristeza de los que viven sin sentido
  • Desde la soledad de quienes no tienen a nadie…  

Vete al encuentro con Jesús  

Es el Siervo del amor crucificado, al que el desamor de los hombres le ha desfigurado el rostro. Lleva en su corazón todo el sufrimiento de la humanidad y hace brillar la luz de la esperanza  y del consuelo en el mundo. Maltratado y condenado injustamente abre un camino de perdón a los enemigos y de abandono en el Padre (Cf. Is 52,13-53,12).  

Acércate a la cruz de Jesús

  • Jesús está en la cruz desnudo, solo, derrotado, ultrajado, mirado por el pueblo en espera de un último milagro: “¡Que baje de la cruz!”; pero Él, silencioso, sigue confiando en el Padre: “Padre, en tus manos pongo mi espíritu” (Lc 23,46). 
  • Jesús tiene los brazos abiertos en la cruz, quiere abrazar a todos, reconciliar a todos, derribar el muro del odio que separa a unos pueblos de otros; desea atraer a todos a su amor sin límites: “Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí” (Jn 12,32).
  • La cruz es el lugar donde todo termina y donde comienza lo nuevo. En la cruz se cumplen las Escrituras y se abre la fuente viva de la gracia, la tierra se riega con la sangre y con el agua del costado abierto de Cristo. De la cruz nace la Iglesia. En los labios de Jesús brota esta última palabra: “Todo está cumplido” (Jn 19,31).  

 Pistas de luz para tu camino

  • Acoge tu cruz de cada día y ofrécesela al Señor.
  • Muéstrate cercano y solidario con las víctimas.
  • Aprende a decir gracias en toda situación de dolor.  

Oración

Jesús, me postro ante tu cruz. 

En ella veo a todos los crucificados de este mundo:

los que sufren violencia,

los que están empobrecidos,

deshumanizados,

los que padecen enfermedades incurables,

soledad, abandono, marginación.

Dame valentía y creatividad

para trabajar por un mundo más humano.

Abre mi vida a la ternura entrañable,

a la solidaridad compasiva.

Amén.

Tomado de: http://www.cipecar.org/es/c/?iddoc=7308