Domingo de Ramos

LECTURA ORANTE DEL EVANGELIO: Marcos 15,1-39

“Detengámonos en estos días a mirar el Crucifijo, la “cátedra de Dios”, para aprender el amor humilde, que salva y da la vida. Volvamos a él la mirada, pidamos la gracia de entender algo de su anonadación por nosotros; reconozcámoslo Señor de nuestra vida y respondamos a su amor infinito con un poco de amor concreto” (Papa Francisco).  

Ellos gritaron más fuerte: ¡Crucifícalo!

Nuestra oración puede comenzar hoy descubriendo y aceptando nuestra complicidad en la crucifixión de Jesús y en tantas historias de crucifixión de nuestros días. Sin esta verdad, ninguna oración se sostiene. Participamos del griterío que crucifica...

¡Detente para mirar y contemplar!

INVITACIÓN DEL PAPA FRANCISCO PARA LA CUARESMA 2018

El tiempo de Cuaresma es tiempo propicio...

La noche oscura

“QUÉDATE, SEÑOR, CON NOSOTROS, 
PORQUE SE HACE DE NOCHE” .

“En una noche oscura,  
con ansias, en...

ESPERA A JESUS CON MARIA y JOSÉ

TÚ, JESÚS, SIEMPRE ESTÁS CON NOSOTROS.

Abre la puerta de tu vida al Dios que siempre está...