Hoy, segundo domingo de Pascua, nuestra mirada se dirige a la Iglesia que ha nacido del Costado abierto de Jesús Crucificado. En cuyo centro se encuentra, dándole vida, Jesús Resucitado.

Nacida del Corazón abierto del Salvador. Nacida de su Amor Misericordioso. Está llamada a ser comunidad de Misericordia. Porque ha de acoger a todos: pecadores, excluidos, pobres, olvidados, sufridos, estigmatizados sociales, no amados. Y en el seno de ella, en el corazón de cada hermano que compone esta comunidad, han de encontrar la vida Divina que se comunica a través de la Misericordia...

Hemos llegado a la Vigilia Pascual. También nosotros buscamos a Jesús, el que fue crucificado. Pero no lo buscamos solos, sino en...

Hoy somos invitados a dejarnos atraer hacia el Crucificado. A poner nuestra mirada solo en Él y a preguntarnos por qué está...

Podemos decir que la liturgia del Jueves Santo es la que mejor expresa la esencia de lo que fue Jesús y su mensaje. Mañana...

El Domingo de Ramos, con el que iniciamos la Semana Santa, nos lleva directamente al corazón del misterio pascual. Es el pórtico...