Una vez que se retiraron, fuertemente cuestionados, los fariseos y herodianos, que vinieron a Jesús con el interrogante del impuesto imperial, un planteamiento que en realidad era una trampa, hoy es un escriba o doctor de la ley quien se acerca a cuestionar a Jesús sobre el mandamiento principal.

Este doctor de la ley, como muchos creyentes de hoy, desde su particular teología propone una discusión en el plano teórico. A Jesús le agrada la gente sencilla, que es trasparente, que no se complica la vida con cuestiones teóricas inútiles. En cambio, no se lo ve a Jesús tan cómodo con los intelectuales arrogantes y autosuficientes. Los escucha, les responde pero no se queda con ellos. Y por...

Una vez más el evangelista san Mateo, nos trae una nueva confrontación entre Jesús y los representantes de su pueblo. Ya no son...

Continúa la polémica de Jesús en el templo de Jerusalén. Los que detentan el poder intentan desacreditar al que tiene autoridad...

«Por sus frutos los conocerán», estas palabras de Jesús son una luz que guía nuestro discernimiento. No son una concesión a...

Cada domingo escuchamos a Jesús plantear valores verdaderos, aquellos que tienen que vivir y difundir los que se dicen creyentes...