El evangelio de hoy es continuación del que leímos el domingo pasado. Sigue explicando en qué consiste esa pertenencia del cristiano a la vid.

Hay que reconocer que ninguno de los escritos del Nuevo Testamento ofrece una síntesis tan rica y profunda como este evangelio de Juan. La síntesis de esta revelación, aparece formulada en su primera carta, pero es el trasfondo de todo el Evangelio. Y esa síntesis se expresa así: "Dios es amor". Todo lo demás es consecuencia de esta primera verdad. Esto es objeto de fe, no simplemente de conocimiento intelectual.

Hoy sí que nos sorprende Jesús al afirmar: «como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes». Es decir, nos comparte el amor del...

Estamos en el quinto domingo de pascua, faltan tres más para llegar a la solemne fiesta de Pentecostés, la fiesta del Espíritu...

El cuarto domingo de Pascua, llamado del Buen Pastor, nos ofrece una de las más conocidas imágenes con que Jesús explica qué...

Cada domingo de Pascua la Palabra de Dios y la Eucaristía que recibimos quiere ayudarnos a penetrar más y más en el misterio de...

Hoy, segundo domingo de Pascua, nuestra mirada se dirige a la Iglesia que ha nacido del Costado abierto de Jesús Crucificado. En...