Una vez más el evangelista san Mateo, nos trae una nueva confrontación entre Jesús y los representantes de su pueblo. Ya no son los sumos sacerdotes y los ancianos. Ahora han venido a tenderle una trampa los fariseos y herodianos. Es interesante tener presente que estos dos grupos vivían siempre enfrentados. Pero ahora se han puesto de acuerdo para tenderle una trampa mortal a Jesús. Ya no alcazaba con desprestigiarlo, necesitaban encontrar alguna palabra que lo condene a muerte, ya sea por manos del pueblo, escandalizado por su respuesta, o mejor aún, por manos de las autoridades romanas...

Continúa la polémica de Jesús en el templo de Jerusalén. Los que detentan el poder intentan desacreditar al que tiene autoridad...

«Por sus frutos los conocerán», estas palabras de Jesús son una luz que guía nuestro discernimiento. No son una concesión a...

Cada domingo escuchamos a Jesús plantear valores verdaderos, aquellos que tienen que vivir y difundir los que se dicen creyentes...

Si el domingo pasado Jesús nos dejaba un sabor amargo, con la parábola del siervo sin entrañas, una parábola que mostraba lo...