Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan     3, 16-18

Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él...

El que cree en él, no es condenado; el que no cree, ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios.

Palabra del Señor.

Reflexión:

Hace una semana concluíamos el Tiempo Pascual, pero la Iglesia quiere que sigamos adentrándonos en el gozo de la fe: este domingo celebramos el Misterio de la Santísima Trinidad...

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan     20, 19-23

Al atardecer de ese mismo día, el primero de la...

Cercanía de Cipe y Fonte a la humanidad afectada por el «coronavirus»

El CIPE y el grupo editorial FONTE
se solidariza con la...

María del Puerto Alonso, ocd Puzol

Debido al coronavirus (Covid 19), muchos cristianos nos vemos privados de los sacramentos...

Lectura orante del Evangelio: Juan 20,1-9

“Dios irrumpe en nuestra historia, nunca deja de irrumpir en nuestra historia” (Papa...