Lectura orante del Evangelio: Juan 20,1-9

“Dios irrumpe en nuestra historia, nunca deja de irrumpir en nuestra historia” (Papa Francisco).

María Magdalena fue al sepulcro al amanecer.

Así comienza esta hermosa fiesta de luz. Una mujer, imagen de la Iglesia y de cada uno de nosotros, lleva en su corazón el amor a su Señor. No se queda encerrada en sí misma, triste y sin esperanza; va al encuentro. Sale de madrugada a buscar a su Señor. El amor no la deja dormir. Salimos con ella, buscamos con ella al Señor. El amor de Dios, que ha madrugado más, nos tiene preparado otro perfume, otra alegría. Tú, Señor, nunca nos defraudas. ¡Aleluya!...

  • Con el dolor y la soledad de tantos enfermos.
  • Con la pena de tantas familias por la pérdida de sus seres queridos.
  • Con las...

  • Con tu necesidad de ser amado/a y de amar.
  • Con tu deseo hondo de Dios.
  • Con tu anhelo profundo de ser eucaristía, amor que se...

Lectura orante del Evangelio: Mateo 26,14-27,66

“Personas comunes están escribiendo hoy (en la pandemia) los acontecimientos...

Roma (Italia) (AICA): “Solo podemos salir de esta situación juntos, como humanidad entera". Aquí se llora y se sufre. Todos. Por...