El tiempo pascual fue la celebración del amor hasta el extremo que el Señor siente por nosotros. Este tiempo concluyó con el don del Espíritu Santo que nos hace vivir en esa grandiosa experiencia del amor de Dios. Y el don del Espíritu nos permitió acoger el misterio de Dios, es decir, celebrar la fiesta de la Santísima Trinidad que nos revela que Dios es comunidad de amor. Y hemos proclamado que el amor entregado y donado constantemente es el centro de nuestra vida, es decir, hemos celebrado Corpus Christi...

El Jueves Santo y este domingo también celebramos a Jesús Eucaristía. El Jueves Santo hacemos memoria de la institución de la...

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan     3, 16-18

Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo...

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan     20, 19-23

Al atardecer de ese mismo día, el primero de la...

Cercanía de Cipe y Fonte a la humanidad afectada por el «coronavirus»

El CIPE y el grupo editorial FONTE
se solidariza con la...